Internet: el nuevo maestro de ortografía y redacción


Después de una breve reflexión inicial, que espero no resulte muy tediosa, les recomiendo algunos sitios con ejercicios interactivos de ortografía y puntuación. También les recuerdo dónde pueden encontrar versiones fidedidignas de las reglas que rigen el buen escribir, el buen puntuar y el buen acentuar. 🙂

La ortografía intachable y una redacción bien estructurada, sin errores de estilo, siguen siendo una carta de presentación importante no solamente dentro del mundo académico. El cuidado en la forma de escribir refleja el esmero que pone el escritor o la escritora en transmitir sus ideas con claridad y de una manera amena, adecuada para quienes leerán el texto.

Cada día más personas tienen la oportunidad de escribir en un espacio público gracias a las redes sociales, los blogs y un sinnúmero de publicaciones de corta y mediana vida que circulan por ahí. Yo no sé si de veras en los “viejos tiempos” se ponía más cuidado en la enseñanza de la gramática y la ortografía o si simplemente estamos viendo el resultado de que amplios sectores de la población están utilizando los recursos -a veces bastante limitados- que adquirieron durante sus años en la escuela para expresarse por escrito a través de los medios disponibles.

Lo cierto es que muchas personas que llegan a la universidad muestran serias deficiencias en materia de ortografía y redacción. No todos los profesores se muestran tan exigentes al respecto, pero un buen porcentaje de ellos sí se queja constantemente de estos problemas y llega a regresar trabajos sin haberlos revisado porque contienen más de una determinada cantidad de errores.

¿Qué pueden hacer, además de lamentarse o enojarse? Ponerse a trabajar y salvar ese déficit. Aunque la culpa sea de la maestra Fulanita o del maestro Perenganito de la primaria, una vez que ingresamos a la universidad somos responsables de nuestra propia formación. Afortunadamente, existen un sinfin de recursos para que nos podamos poner al día: diccionarios, libros y -claro- el Internet. Comparto con ustedes algunos sitios que me parecen muy útiles.

Enlaces básicos

Diccionario de la Real Academia Española: BÁSICO.
Diccionario panhispánico de dudas.
Elmundo.es. Varias opciones en una: Diccionario de la Real Academia Española, sinónimos, antónimos, inglés-español y viceversa, francés-español y al revés, y además un diccionario de términos médicos.
Artículo de Wikipedia enfocado principalmente en recursos en línea que corrigen tu ortografía. No está de mas echarle un ojo, pero recuerda que delegar el trabajo en terceros (por ejemplo, la computadora) no resuelve el problema de fondo.

Páginas con ejercicios interactivos de ortografía

Reglas, ejemplos y ejercicios con soluciones. Tienes que revisar tus respuestas tú misma.
Reglasdeortografia.com. Sitio muy completo con reglas, explicaciones y un sinnúmero de ejercicios de varios tipos. Entre los ejercicios para nivel segundaria hay algunos en los que debes encontrar tú mismo palabras que están mal escritas. ¡Muy recomendable!
Otro sitio con ejercicios que se corrigen en línea.
La revista Algarabía regularmente publica secciones sobre ortografía, puntuación y estilo. También ha lanzado al mercado diversas publicaciones muy amenas, entre ellas los manuales Para escribir bien y Para hablar mejor. Algarabía también tiene un podcast.

¿Qué más pueden hacer?

Leer conscientemente. Sí, ya sé que tienen toneladas de fotocopias -o muchos megabytes- que digerir todos los días. Pero tomen nota de los términos que les parecen complicados. Traten de recordar cuáles fueron las palabras que escrbieron mal en los últimos trabajos y mírenlas bien cuando aparecen en alguna lectura. Siempre tengan un diccionario -virtual o de papel- a la mano.

Dedicar unos minutos al día a repasar reglas de ortografía y puntuación y hacer algunos ejercicios. Por lo menos durante algunos meses. Verán que el esfuerzo vale la pena.

Revisar las correcciones que reciben. Tomen nota de sus fallas, fíjense qué les marca como error el corrector ortográfico de su procesador de palabras. Si tienen duda, consulten el diccionario, pues los correctores automáticos no razonan y a veces realizan cambios indeseables. En el caso de que una buena amiga o un familiar revise sus escritos, pregúntenle por qué está mal tal o cual cosa.

Ejercicios de visualización. Dediquen unos momentos del día, por ejemplo cuando van en el transporte público, a repasar palabras difíciles o a recordar reglas ortográficas. Pueden imaginar las palabras tal y como están en su libro o cuaderno, escribirlas mentalmente en algún lugar con determinado color, etc. Pueden grafitear mentalmente los vagones del metro o por ejemplo escribir con pintura luminosa “decisivo” en el piso de un centro comercial. La imaginación no tiene límites.

Anuncios

2 thoughts on “Internet: el nuevo maestro de ortografía y redacción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s